Florecen las mimosas

Hace ya algunos años, hablando sobre la primavera y sus indicios, una compañera de trabajo y amiga se quejó de la obsesión generalizada que existe con almendros y cerezos:

–La gente dice que son los primeros árboles que florecen, ¡pero es mentira! Los primeros que florecen son las mimosas.

Por aquel entonces, yo era una tardoveinteañera que me pensaba conectada con la Naturaleza por el mero hecho de darme cuenta, en algún momento, de la floración de los dos árboles más conocidos. De hecho, ni siquiera sabía cómo eran las mimosas. Mi compañera de trabajo y amiga, no obstante, se tomó la molestia de describírmelas:

–No son árboles muy altos, pero sus flores son de un color amarillo muy brillante. Y forman racimos.

Siguiendo su consejo, empecé a fijarme y descubrí, asombrada, que todos los días volvía del trabajo por una avenida flanqueada por mimosas. Mientras cada año esperaba el apogeo de las flores blancas y rosadas, había sido incapaz de ver cientos de racimos de flores amarillas.

Se podrían extraer muchas enseñanzas de esta anécdota; sin embargo, me interesa detenerme en su sentido más literal: no saber lo que son las mimosas, no reparar en ellas a pesar de su presencia más que evidente, desconocer por completo que su floración es uno de los primeros signos de la llegada de la primavera… Todo ello son muestras de una profunda desconexión de la Naturaleza.

Una de las consecuencias más perniciosas de vivir bajo el Imperio capitalista es, precisamente, sufrir esa desconexión con todo lo que significa vida: instintos, cuerpos, ciclos. El condicionamiento llega hasta el punto de impedirnos ver lo que tenemos delante de los ojos, y no es fruto de la torpeza individual, sino la condición necesaria para someternos. Una situación que se agrava cuando vivimos en ciudades, donde la desconexión es casi completa. Por eso, reconectar con la Naturaleza es una forma de resistencia.

En este camino de reparación de esas conexiones olvidadas, contamos, afortunadamente, con el ejemplo de otras sociedades que vivieron o viven al margen del capitalismo, o que, al menos, conservan la memoria de otros tiempos. No en vano, la floración de las mimosas coincide con numerosas festividades religiosas populares: la Candelaria católica, el Imbolc pagano o el Setsubun japonés. Como urbanita y atea, desconocía que a principios de febrero ocurriera algo; sin embargo, es el momento marcado, a lo largo del hemisferio norte, para celebrar el comienzo de la primavera. Ni el veintitantos de marzo ni con las primeras flores, que no son las primeras.

Reconectar, sin embargo, no es algo que se haga de una vez para siempre. Como cualquier relación, necesita tiempo, dedicación, conocimiento. En mi caso, aunque hace ya años que reparo en el florecimiento de las mimosas, no ha sido hasta este febrero que, con la excusa de fotografiarlas, me he acercado hasta ellas y he tocado sus flores. La experiencia ha sido mágica. Supongo que, debido a mi miopía, nunca me había fijado en que no tienen pétalos, sino que están formadas por pequeñas esferas, suaves y firmes a un tiempo, exhuberantes y extrañamente etéreas. Sus hojas también me sorprendieron, como plumas enhiestas, llegadas de otra época.

¿Y por qué no me había acercado antes? Porque la avenida que flanquean siempre la recorro en coche: otro punto sobre el que reflexionar, de manera literal, acerca de la Vida y la vida, y de cómo las vivimos.

Gracias, M. R., por iniciarme en esta toma de conciencia. Las mimosas y el inicio de la primavera siempre estarán ligadas a tu recuerdo.


Y tú, que lees estas palabras, ¿sabías que el florecimiento de las mimosas es el primero? ¿Disfrutas con estos signos de la primavera o no te resultan relevantes? ¿Participas en alguna de las festividades que he mencionado?

Gracias por compartir tu opinión, sobre este y otros temas, a través de los comentarios o en tu propio blog o red social.

Y si crees que esta entrada podría interesar a otras personas, ¡no dudes en compartirla!

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x